París de madrugada

las uno11

las segundas17El día anterior le habíamos enviado un mensaje al hotel que habíamos reservado en París solicitando la cancelación de la estadía porque con todos los problemas en Bélgica nos iba a ser imposible llegar. La cancelación no fue aceptada y nos dijeron que igual iban a cobrar las dos noches. Después de una pequeña pelea, de solicitarle al banco no pagarle al hotel y de intentar resolver el problema nos tocó reservar en otro lugar y esperar que no nos cobraran (meses después cuando llegó el recibo de la tarjeta nos dimos cuenta que no lo habían hecho).

Después de los desatrozos trenes belgas, haber viajado en primera clase fue un respiro, dormimos incluso mejor que en el hotel y el tiquete nos costó menos de la mitad del precio normal.

A París llegamos antes de las 8 de la mañana y a pesar de que nuestro nuevo hotel queda en Vitry-sur-Seine en el segundo anillo de París, llegamos más o menos a las 9 am. En teoría, por la hora de check in, solo íbamos a dejar las maletas y seguiríamos nuestro camino, pero al llegar nos encontramos con el lugar más amable en el que nos hemos hospedado hasta el momento y el dueño nos recibió nos sirvió desayuno para que descansáramos del viaje y nos dijo que si esperábamo una hora más nos entregaría la habitación, así que en vez de esperar a que tomáramos una decisión nos sirvió más café y más pan. El lugar es una casa bastante afrancesada llamada “La Maison Bacana“, tiene sólo 3 habitaciones, cada una con detalles parisinos como películas que ocurren en la ciudad y tiene un salón de desayuno con patio para interactuar con los demás huéspedes. En el mismo hotel nos entregaron mapas de París, guías y una indicación muy detallada de la ciudad.

las uno8Gracias a la indicación en un sólo día recorrimos los principales puntos turísticos de París caminando. El tour es muy sencillo: empezamos por Notre Dame, de ahí caminamos a Chatelet para pasar por el Centre Georges Pompidou, luego caminamos hasta el Louvre donde descansamos, almorzamos Kebap en los Jardins des Tuileries junto a los miles de cuervos amenazantes y después fuímos hasta el Musée d’Orly (indico que no entramos a los museos); cruzamos el Sena y caminamos hasta el puente Alexander III para seguir por los Champs Elysees hasta el Arco del Triunfo; de ahí preferimos tomar el metro hasta Trocadero donde vimos la Torre Eiffel y comimos crêpe de chocolate. Después de un rato en la torre tomamos el metro hasta el Moluin Rouge y de ahí subimos caminando hasta Mont Martre donde pasamos el resto de la tarde y noche, nos tomamos un vino y comimos. Con este tour pudimos dejar el resto del paseo en París para disfrutar un poco más de otros lugares menos típicos.

El siguiente día lo dejamos todo para el parque de Disney al que pudimos ir gracias a una promoción que ella consiguió. Por el 80% del precio de un parque teníamos entrada para los dos. Al finalizar un día de montañas rusas esperábamos volver a Mont Martre a comer pero el cansancio no nos lo permitió.

las uno17Nuestro plan era tomar un tren a Montpellier al siguiente día en la noche para ahorrarnos el hotel, pasar el día en Montpellier y de ahí salir a Barcelona, pero por la alta demanda de viajes el siguiente tren con asientos disponibles salía dos días después. Después de caminar alrededor de Gare de Lyon decidimos regresar al hotel para reservar un nuevo hotel porque en La Maison Bacana no tenían disponibilidad. Encontramos uno no muy lejos que afortunadamente tenía cocina así que una vez instalados hicimos un pequeño mercado para lo que quedaba de viaje, comimos y salimos a la Torre Eiffel para verla en la noche. Allí pasamos un rato hasta que el frío nos obligó a regresar al hotel.

las uno24 pequelas uno18Nuestro día extra lo aprovechamos para visitar el Quartier Latin, su cementerio donde están enterrados varios escritores que adoro y luego fuímos a almorzar a los Jardins de Luxemburg.

Por fin el día anterior, cortos de presupuesto, saldríamos a Montpellier en la mañana pero al levantarnos caímos en cuenta del cambio de hora y salimos tarde para la estación aunque en realidad llegamos mucho antes de la salida del tren.

A Montpellier llegamos cerca del medio día. Primero quisimos ir a buscar las playas pero nunca las encontramos, así que pasamos un buen rato en los tram que en realidad eran bastante bonitos y coloridos. Luego fuímos al centro donde caminamos por lo que parecía ser la calle principal y pasamos un rato tomando fotos y comiendo sánduches hechos con lo que quedaba del mercado. Luego fuímos hasta la parada de bus y regresamos a Barcelona para acabar nuestro primer Eurotrip. las uno28

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s